Muchas personas en México –en Hispanoamérica también surge la duda cuando escuchan la palabra– debaten hasta el cansancio acerca de si la quesadilla “debe” llevar queso o no; también se alega si la palabra puede usarse para ambas formas del platillo, puesto que se cree que etimológicamente no es “adecuado”.  Chicos, no hay por qué generar problema, las palabras cambian de significado: es interesante el estudio de estos cambios así como de los fenómenos semánticos que permiten percibir las palabras como las utilizamos en la actualidad.
 
Hay dos fenómenos llamados reducción y ampliación semántica. Este proceso se refiere a cuando el significado de una palabra continúa con una línea parecida, pero reduce el número de referentes a los que señala, por el contrario la ampliación semántica está presente cuando los cosas que señala incrementan dentro de cierta palabra.
 
Un ejemplo clarísimo de ampliación semántica serían las quesadillas sin queso. Podríamos preguntarnos lo siguiente: ¿por qué es una ampliación y no una reducción semántica? ¿Entonces fueron primero las quesadillas con queso o sin queso? La respuesta no se sabe con exactitud, pero se ha analizado detenidamente hasta encontrar algunas explicaciones.
 
El queso no existía en el territorio mexicano antes de la llegada de los españoles, por lo que los indígenas no conocían ni este producto, ni el platillo. Al llegar los españoles se comienza a agregar queso a las tortillas de maíz, por lo que comienzan a denominarlas quesadillas. De manera general, podemos hacer la hipótesis de que quesadilla es una palabra hispana que tiene por sufijo un diminutivo  totalmente normal en la lengua española (quesadilla= queso + illa) o que puede también ser una composición entre la palabra queso y tortilla (queso + tilla, cambio de t por d), esta última también es un diminutivo de torta, por lo cual ambas serían factibles.
 
La ampliación semántica se atisba en el hecho de que quesadilla señalaba toda tortilla que tuviera queso; pero comenzó a apuntar otro referente: las tortillas dobladas que no contenían queso adentro, sino un guisado. De esta forma, hoy día, depende mucho el lugar de la república mexicana en donde se diga quesadilla pues el referente cambia.
 
Así como de forma análoga se dejó de utilizar navegación sólo para hablar de cuando se realiza un desplazamiento por el mar y comenzó a usarse para indicar el desplazamiento por mar, aire o cosmos; quesadilla dejó de nombrar sólo a aquella tortilla doblada con queso y, al deconstruirse el platillo, se eliminó el queso y se agregó otro ingrediente. ¡Ven qué fácil es dejar de pelearnos!
 
Por Michelle Chiw

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más populares

Los más recientes

Te puede interesar

Bitnami