Desde pequeños cuando asistimos a la escuela, nuestros maestros se enfocan en enseñarnos las consonantes y vocales, ya sea con cantos, dibujos que debemos rellenar con diamantina, bolitas de papel de colores u otras actividades recreativas.

Si tú eras de los que se quejaba por tener que pegar, rellenar o pintar, pues resultaba tedioso y aburrido, imagínate cuando en vez de cinco eran diez.  

En esta ocasión en Larousse Latam te explicamos qué pasó con las otras cinco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más populares

Los más recientes

Te puede interesar

Bitnami