Uno de los errores más esparcidos es que los nombres propios no siguen ninguna regla ortográfica. Esto es parcialmente cierto, pues si bien no tienen que respetar siempre las grafías, sí tienen que hacerlo con muchas otras reglas. ¿Cuáles son ésas? Aquí te las mostramos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más populares

Los más recientes

Te puede interesar

Bitnami