Muchas cosas hacen único a los mexicanos y la manera en que hablan es una de ellas. Conocer sus palabras, modismos y formas únicas de entonación es aprender su cultura e historia. ¿Cuáles son esas peculiaridades de su dialecto y de las que deben estar orgullosos?

Su léxico

Tan sólo el número de nahuatlismos en el altiplano mexicano llega a más de 1700 palabras. Es difícil documentar todos los vocablos de cada lengua indígena en cada una de las regiones. Únicamente teniendo en cuenta que existen 68 lenguas prehispánicas en México, es obvio por qué el español mexicano goza de una riqueza particular.

lexico

Su influencia

Según Lope Blanch, los indigenismos de México se dividen en varios tipos. Las “voces comunes” son una de estas clasificaciones. Se trata de palabras que, aunque tengan un origen prehispánico y de una lengua específica, se siguen usando hasta hoy, con modificaciones mínimas y en toda el territorio mexicano. También se le llama “voz común” a términos prehispánicos que se establecieron en otros idiomas. Se conocen 1907 vocablos de esta categoría y no te será complicado reconocer cómo casi todas las lenguas tienen nuestras palabras “chocolate”, “tomate”, “aguacate” o “chile”.

cacao

Su vitalidad

Cuando se habla de vitalidad se entiende que el hablante mexicano, aun sabiendo que el español cuenta con muchas palabras, prefiere seguir usando palabras de origen prehispánico. No es difícil escuchar “cuate” por “gemelo”, “petaca” por “maleta” o “chamaco” por “niño”, y así la lista se vuelve interminable.

vitalidad

Su variedad de acentos

Es cierto que ningún dialecto es mejor que otro, pero también lo es que la mayoría de los hispanohablantes prefieren el doblaje hecho por mexicanos. Sin embargo, hay más de un acento y todos son igual de interesantes. No es difícil identificar, por ejemplo, cómo se habla en la península de Yucatán y tampoco nos es ajeno si alguno grita “¡Bomba!”. Otras interesantes son las características de las costas, como en Acapulco o Veracruz. Y, por supuesto, no se puede olvidar el acento norteño, que a su vez se distingue de estado a estado.

acentos

El albur

El español es de esas lenguas ricas en figuras retóricas y que además la gente usa cotidianamente. Los mexicanos, sin embargo, la usan muchísimo más que otras regiones. El albur es el ejemplo perfecto, en una simple plática entre amigos pueden salir hilarantes metáforas, analogías, comparaciones, metonimias, sinécdoques, calambures y más. Tal vez por eso los extranjeros no entienden nada cuando un mexicano los alburea.

voces

¿Y tú? ¿Por cuáles características más te sientes orgulloso de ser mexicano?

Por Tonatiuh Higareda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más populares

Los más recientes

Te puede interesar

Bitnami