Ya la semana pasada te enseñamos cuándo se debe escribir la preposición “de” en varias frases –y si no, da clic aquí para aprender sus reglas–. Ahora es el turno de cuándo no debe escribirse, pues sólo lograrás entorpecer lo que dices.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más populares

Los más recientes

Te puede interesar

Bitnami