Locución verbal. Transitivo pronominal. Tener tendencias homosexuales. Se origina por analogía de las inclinaciones en las preferencias sexuales con las naturales de una navegación:

«Oh, que no se te haga agua la canoa».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más populares

Los más recientes

Te puede interesar

Bitnami